Larga Vida y Vida Sana

Vivir más años y vivirlos en plenitud de nuestras facultades físicas y mentales, es el sueño de todos los humanos. Todas las tradiciones han perseguido encontrar el Secreto de la Eterna Juventud. La ciencia encuentra datos acerca de cómo podemos prolongar nuestra vida y propugna que podríamos vivir hasta 150 años.

Pero, ¿quién quiere vivir para siempre si el cuerpo o la mente no responden adecuadamente?

Desde hace miles y miles de años las antiguas tradiciones herméticas, chinas, hindúes… nos han enseñado el camino, pero “el que quiera ver, que vea y el que quiera oír, que oiga”. Lejos de llevar una vida que nos conduzca a la salud y a la longevidad vivimos sumidos en una tensión continua, en una sobrecarga de impulsos, pasiones, emociones, tentaciones, contaminaciones, agentes infecciosos, viejas y nuevas enfermedades que parecen ir en nuestra contra.

Excluyendo situaciones extremas como deficiencias genéticas, alimentación insuficiente o contaminación física, mental, emocional y espiritual, sobrecargas electromagnéticas, radiaciones… sin lugar a dudas, los que principalmente hacemos por “envejecer antes de tiempo” somos nosotros.

Grandes sabios y genios echan de menos la frescura mental de la juventud. El espejo devuelve una imagen que no es la que recordábamos de hace tan sólo un poco de tiempo.

Para poder estar “despierto” debemos dar tiempo a nuestro organismo y a nuestras estructuras energo-fisiológicas a reponerse. Debemos mantener un equilibrio entre hacer y no hacer. Entre actividad y descanso.

Con el fin de alcanzar la longevidad con salud debemos mantenernos lo más ágiles y flexibles que nos sea posible en todos los aspectos (la longevidad es un aspecto yin), debemos de cuidar lo que entra y lo que sale de nosotros: alimentos, pensamientos, palabras, ideas…

Con los cuidados adecuados, la piel se torna más elástica, las marcas de expresión pueden minimizarse, puede parecer que hemos recuperado tiempo, que dormimos cada día perfectamente bien, el cabello se fortalece, brilla y luce bien hermoso. Nuestro caminar es más elegante y nos sentimos ¡¡genial!!.

Una obsesión puede hacernos envejecer,

una ilusión nos mantiene vivos, ágiles y jóvenes.

 

Alimentarse y Nutrirse no es lo mismo

Los alimentos son de vital importancia. Pero al igual que el capital y la riqueza de un país, el dinero que entra no siempre llega a cada ciudadano, mucho se pierde por el camino o se queda atrapado en la “toxicidad” o en la corrupción.

Hagamos que nuestros cuerpo esté limpio, detoxificado, para que cada una de nuestras células esté nutrida. Tan sólo cuando los alimentos transformados por nuestros mecanismos en nutrientes son aprovechados por las células, tan sólo en ese momento, estamos bien nutridos. Y las células pueden repararse por sí mismas. Reina la paz y la alegría en nuestro organismo.

 

Todo en Uno: vivir con consciencia

Somos seres mentales – espirituales. El cuerpo es nuestro hogar en esta Tierra. Nuestro cuerpo contiene tantas células como estrellas hay en nuestra galaxia. Y somos responsables de todas ellas. Incluso entre aquellos que creen que tras esta vida no hay nada, con seguridad, muchos desean estar aquí mucho tiempo, pero claro, de la mejor forma posible.

Alinear Mente – Corazón, conseguir que nuestras emociones (el lenguaje del cuerpo-mente) sean escuchadas y comprendidas, mantener el estrés en el nivel mínimo, sufrir lo menos posible. Tener objetivos, tener sueños, planificar nuestra vida.

Vivir el Aquí – Ahora con Responsabilidad, Coherencia e Integridad.

Todo ello nos hará más felices y nos tornará más longevos.

Vive intensamente, vive, vive con consciencia.

Transmite tu felicidad a tu entorno, al mundo si eres capaz, sé una semilla de felicidad, así vivirás a través de otros por muchas generaciones.

Controla tu Mente y tendrás el Poder

La mente juega en nuestra cabeza, parece controlarlo todo. En los malos momentos ideas negras , pesimistas pueden repetirse una y otra vez como una grabación sin fin, impidiendo prácticamente que la voz que desea para todo, pueda hacerlo. Como una clase entera de niños gritando sin control de un adulto, los pensamientos en la cabeza juegan sin parar. Es lo único que saben hacer. La mente es lo que sabe hacer.

Pero la mente es realmente muy poderosa. La mente es la medicina más rápida que existe. Ningún medicamento es capaz de generar una taquicardia tan rápidamente como el solo y simple pensamiento acerca del examen que nos tiene atemorizados, o sobre el momento de pedirle al jefe un aumento de sueldo. Vemos a la persona amada y comenzamos a respirar tan rápido y el corazón late tan deprisa, que parece que lo van a oir los demás…. ¿Nunca te ha pasado?

A la par, los pensamientos de paz, de calma, pueden ayudarnos a tranquilizarnos y disminuir el ritmo cardiaco.

Esto no es magia. Es lo que somos. Y si aprendemos a controlar, mejor dicho a gobernar, nuestra mente, tendremos el control.

Control es una palabra que se malinterpreta fácilmente pues se asocia con restricción, pero el control puede ser protector. Desde el cerebro se controlan muchísimas acciones que nos mantienen vivos aunque no pensemos en ellas. Existe una parte del cerebro que tiene automatizadas funciones, otras que aprendemos, otras que decidimos, o creamos. La cuestión es que cuando aprendemos, también automatizamos. Y no siempre lo aprendido y automatizado es beneficioso.

Empleamos la palabra “gobernar” como hacían los antiguos, basándose en el hecho de que gobernar era servir, conseguir que cada cual fuera feliz, sacando lo mejor que llevaba dentro y pudiera realizarse, algo así como un buen líder. Y gobernar también “era” controlar las existencias, con moderación.

Existen muchas técnicas y sistemas para entrenarnos y poder hacer que nuestra mente gobierne con sabiduría y con amor. Con sabiduría y con amor: la unión de Mente y Corazón. Corazón sabio y Mente amorosa.

En Biloba sabemos que podemos conseguirlo, crear un remanso de paz en medio de las turbulencias de la vida. Disponer de una mente aliada en los momentos de enfermedad y de dolor. Crear una mente que se alinee con nuestro beneficio, con nuestra salud, con nuestra prosperidad y bienestar.

Participa de nuestras actividades y vive más y mejor.

 

Peso adecuado, asegúrate la Salud

Mantener el peso adecuado y evitar las sobrecargas generales o localizadas, son aspectos que nos gusta atender para sentirnos y vernos mejor. Si aparecen debemos buscar qué desequilibrios han llevado a dichas situaciones: un estudio personalizado y una regulación global y holística beneficia al exterior y al interior.

Disponemos de técnicas específicas para cada problema. Vernos bien, nos hace sentir mejor.

 

La Naturaleza a nuestro favor

Disponemos de sustancias específicas y de alimentos que son fuente de nutrientes de algo valor biológico para nuestras células. Nutrientes que pueden ralentizar el efecto del paso del tiempo. Hacernos lucir mejor siendo claro reflejo de la maravilla del Universo en que vivimos.

Nuria Lorite Ayán ha dedicado gran parte de sus años de trabajo e investigación a conocer los mecanismos que promueven la reparación y recuperación de las células y tejidos dañados, así como la interrelación de la mente-emociones con los distintos tejidos y el mantenimiento del Bienestar.

Lo que está bien, que siga bien por muchos años.

 

Desde Biloba difunde sus semillas de experiencia y conocimientos a través de consultas personalizadas, conferencias, libros, cursos y seminarios, así como mediante el diseño de técnicas y productos complementos nutricionales para Alargar la Vida y Vivificar la Vida.

Biloba, de hecho, ya representa longevidad, fortaleza, equilibrio, resistencia

  • Antienvejecimiento – Slow-aging
  • Longevidad
  • Cuidado Externo e Interno
  • Antioxidación – Valoración de los niveles de oxidación
  • Bienestar celular
  • Prevención de estados inflamatorios, crónicos y degenerativos
  • Integración del microcosmos que somos, en el macrocosmos que vivimos.

Aquí transcribimos un maravilloso texto clásico de la filosofía china, que tiene más de 2500 años de antigüedad. Con este texto Nuria presentó uno de sus más especiales trabajos sobre alimentación, en el ámbito universitario. Desde aquí gracias a todos lo que lo hicieron y lo siguen haciendo posible en diversos foros.

 

“Sobre la Verdad Celeste en los Tiempos Antiguos”

Huang Di Nei Jing, Su Wen, capítulo 1

“El Emperador Amarillo preguntó a Qi Bo:

“He oído decir que en los tiempos antiguos todas las personas podían alcanzar la edad de 100 años, era saludables y activos en su vejez, pero actualmente las personas están agotadas con 50. ¿Es debido a las anormalidades por la edad o a descuido de las personas?”

“Qi Bo contestó:

“En los tiempos antiguos los hombres vivían de acuerdo con el Tao, con las leyes de Yin – Yang, […] moderando su comida y su bebida, y protegiendo sus articulaciones, sus actividades diarias eran regulares, no eran ni impropias ni excesivamente fatigosas. De esta manera eran capaces de mantener tanto su estructura física como su espíritu en armonía y podían prolongar la duración natural de su vida a 100 años”