Antonio: sentido adiós, gracias de corazón.

BilobaNoticias1 Comment

Hay días que comienzan de manera extraña, con una sensación aparentemente equivocada de inminente dolor. Hoy 3 de enero de 2020, es uno de esos días, desde el atardecer anterior, cuyo cielo teñido en violeta y rojo, presagiaba frío, desde esta noche que dejaba aún un poco más fría el alma y el latir del cerebro, tembloroso.

Un amigo de verdad, una persona excepcional.

Al inicio de la hora del Corazón se fue un Amigo. Un amigo con mayúsculos conceptos de la amistad, la lealtad y la justicia social.

Con pocas personas se crea la circunstancia de que promuevan en la vida tantas vivencias de esas que renuevan la confianza en la humanidad.

A edad adulta nos encontramos y tuve el inmenso honor de aprender historia con un color intenso y a la par respetuoso. Pocas personas hay que defiendan y respeten el terreno de discusión dialéctica y filosófica con la sencillez y lucidez abrumadora que otorgan años de lucha y de observación de las sociedades de modo global, sin prejuicios.

Cuando la amistad se viste de dar sin que haga falta pedir, cuando la comunicación se inicia y mantiene como si no pasara el tiempo, con esa delicadeza que evita cualquier intromisión, es difícil dejar de agradecer y de expresar un amor puro con dos palabras, con un mensaje, con una sonrisa.

Antonio García estaba y sabía cuando era momento de retirarse. Aconsejaba sin avasallar, comprendía porque ya había estado ya allí y ponía las palabras que tú no encontrabas, entregaba su tiempo y voz por quienes no tenían la facilidad o la posibilidad de defender sus derechos y era un maestro de la conciliación. Abierto siempre a saber más, a sentir y a vivir otras dimensiones de la existencia. Vivió sin miedo a modificar lo establecido porque los tiempos cambian, lo cual también le supuso decepciones diversas e incomprensión. Sufrió la ocultación por quien se apunta los méritos ajenos.

Ojalá hubiera más personas como tú

Le debo mucho como persona. También en lo profesional: nuestra pareja forma de pensar permitió que mi escuela Biloba adquiriera otro cariz, que los dos vislumbrábamos.

Muchos alumnos y alumnas llegasteis a conocerle, aunque sólo fuera por email, se percibía su trato siempre amable y su disponibilidad.

Hoy tengo el cerebro aturdido y las lágrimas alivian momentáneamente el vacío que deja mi querido amigo.

Quien se ha marchado, fue artífice conjunto de algunos de los grandes logros de esta sociedad en la que vivimos. Os quedaríais muy sorprendidos, muy sorprendidas.

Hacen falta muchas, muchísimas más personas como tú, sabedoras de crear equipo y de cuándo dar un paso al frente con valentía y responsabilidad, afrontando el miedo.

Leo tus últimos mensajes, y en especial el que me describías tu deseo para el 2020.

Mi deseo es que veas, desde donde estés, que no nos cargamos La Tierra, que los países forman una sociedad respetuosa y justa, honesta y solidaria, que las personas pueden vivir felices y desarrollarse en plenitud y que los humanos aprendemos de los errores.

Todo mi respeto y admiración, hoy de modo público.

Gracias Antonio.

Descansa esa paz merecida.

Dra. Nuria Lorite Ayán
Fundadora y directora de Biloba®
www.biloba.es

One Comment on ““Antonio: sentido adiós, gracias de corazón.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.