El aparato locomotor
Me encantan las Olimpiadas. Me emocionan.

¡Cuánto tiempo de trabajo plasmado en unos segundos o incluso unas décimas o centésimas de segundo!.

Se habla del dopaje en los comentarios en las retransmisiones olímpicas, se habla de que el vencedor “ha machacado” al que es superado, se habla de decepciones.

Me quedo con la nobleza, con el esfuerzo, el sacrificio, el coraje, el respeto, con la amistad, con la reverencia ante el valor del oponente. Porque somos más grandes cuanto más grandes son ellos.

Me quedo con la superación, con las lágrimas de alegría y las de pena, con los abrazos, con los errores a mejorar. Me quedo con la mentalización y la concentración, las palabras pronunciadas para uno mismo, con las miradas al Cielo. Me quedo con la grandeza del ser humano y la belleza fascinante del cuerpo.

Formación a profesionales: compartir una pasión

Desde hace décadas fascinada por el deporte, el desempeño del cuerpo y de la mente, he cuidado y ayudado a deportistas de distintas disciplinas y niveles de exigencia y performance. Fruto de todo ello, es no sólo atenderlos, atenderlas en consulta y poder ver cómo los resultados y su recuperación mejoran. Sino también la creación de programas de formación para profesionales que desean, como yo, cuidar de modo integral a quien practica su deporte favorito a nivel amateur o profesional. El programa de Optimización del rendimiento y recuperación, ha evolucionado con el tiempo convirtiéndose en un programa de Experto Universitario que se ha impartido en diferentes universidades. En Cursos, tienes más información sobre el programa actual: Experto en Método Lorite para el Cuidado del Sistema Locomotor bajo Alta Demanda (LOCAD).

Leave a Comment