Biloba Home comparte Magia para todos

Queridos Reyes Magos

Nuria escribía muy despacio estas palabras pronunciándolas bajito, sílaba a sílaba, mientras intentaba trazar con esa letra rocambolesca que tantos adornos tenía en las emes y en la erre. No quedaba mal, seguro a SSMM los Magos de Oriente, aquella caligrafía ornamentada les parecería apropiada.

La cuestión es que luego hay que seguir escribiendo, y ya optó por la letra normal. Si se concentraba, tenía buena letra. Aún no había sido vapuleada por las miles de horas tomando apuntes a toda pastilla en la universidad.

— ¿Es por eso que se dice “dictar una clase”?. No lo sabía. Pensaba que las cosas habían cambiado mucho en las clases.

Nuria siguió escribiendo ante lo que siempre vivía como la noche más hermosa y mágica del año:

Queridos Reyes Magos. (Dos puntos, aparte.)

5 de enero de 2022

Este año no sé muy bien por dónde empezar. Es tal el jaleo que hay en el mundo y tanta necesidad de atender peticiones, que tengo algunas dudas, por primera vez en mi vida, sobre la factibilidad de que podáis llegar a tanta casas, a tantos lugares.

Por ello, he pensado no pedir nada que implique llegar a mi casa en la montaña esta noche. Voy a dejar pegada en mi ventana una corona para que sepáis que no hace falta que entréis, me doy por obsequiada. Otros necesitarán más, hay muchas personas en lugares poco accesibles física y mentalmente, y requieren vuestra Magia para saber que son Reyes y Reinas de sus vidas, que son queridos y amados, que no están solos.

Doy por hecho que Sus Majestades, sobre todo por el incienso y la mirra, amén de otras hierbas y resinas aromáticas, y sus artes propias de la medicina ancestral y de vanguardia, viajan libres de microorganismos de un lugar a otro del mundo y que más bien llevan esa “sanación del alma” que tanto necesitamos.

Este año mi petición es, un deseo.

Muchas personas llevan solas mucho tiempo y viven deprimidas y atemorizadas: personas de todas las edades han visto truncada la relación social que tanta falta nos hace. Y hemos dejado de sentir abrazos, besos y pieles. Aquellos que ya tenían este problema de la soledad física y existencial, soledad intelectual, se ven sobrepasados por el aislamiento.

Este año os pido que, por favor, vengáis con más carga de responsabilidad, más lotes de consciencia de que somos nosotros, nuestras mentes y nuestros cuerpos, los más importantes para luchar y defendernos ante cualquier invasión de seres diminutos o de parásitos y depredadores con traje y corbata, con banderas detrás de sus discursos.

A estos últimos ¿no les podéis retirar la avaricia y el egoísmo? ¿No les podéis desconectar la neurona del yo-mi-para mí? Dejarles mucho mucho carbón pero del mágico, de ese que al tocarlo, se les borre la idea de que son superiores y se esfume el carbón al instante entre sus dedos, y así no piensen siquiera en quemarlo y contaminar más.

Por favor, en vuestro viaje haced uso de vuestra Magia Superior y que se limpien de nuevo las aguas de los mares y de los océanos.

Y si podéis: abrid la llave del Gas, allá por Oriente; cread más chispas mágicas de Luz y que llegue a todas las casas y haya calor y amor, gratis.

Sé que sois Magos y no tengo ninguna duda de que podéis obrar el Milagro solo en una noche.

Sé que la Obra es Larga y la Noche es Corta, por ello, en este año tan necesitado deseo en definitiva que Sus “Reales” Majestades impregnen nuestras vidas de la Gracia de sentir y saber que somos merecedores de una vida plena, dichosa y absolutamente saludable.

Es Merced que espero alcanzar de Vuestras Reales y Mágicas Majestades,

Nuria”.

¿Quieres imprimir y poner en tu ventana la imagen para hacer saber que compartes estos deseos? ¿Llenamos las ventanas de Amor y Luz en este noche de Reyes?

#Magiaparatodos

Comparte magia para todos
Comparte magia para todos

Leave a Comment