Terapia RIAB: Reequilibrio de intolerancias a alimentos

El sistema RIAB (Reequilibrio de Intolerancias Alimentarias Biloba) es un método para recuperar la respuesta biológica adecuada en el caso de intolerancias alimentarias, minimizar el número de alimentos a los que se presenta intolerancia, recuperar una dieta completa en nutrientes, mejorar la percepción de bienestar y apoyar a las afecciones que pudieran aparecer de forma concomitante.

El sistema se desarrolló en los años 90 ante la necesidad de ayudar a las personas que presentaban múltiples intolerancias no solo a alimentos sino también a nutrientes, con múltiples problemas de salud y dificultad importante para llevar una dieta saludable.

¿Cuándo se recomienda RIAB?

En algunas ocasiones el resultado de los test de intolerancias es una lista muy restrictiva de alimentos permitidos que puede implicar la falta de ciertos nutrientes en cantidad suficiente para conservar las funciones fisiológicas, habilidad y actividad mental, y el bienestar emocional. Esto podría ocurrir, por ejemplo, si en la dieta faltara zinc, y el organismo tiene dificultades para asimilarlo. O si faltan ácidos grasos omega 3 o bien omega 6. Se precisa ir un paso más allá e intentar que el organismo pueda asimilarlos.

Cuando la lista de alimentos permitidos es muy restringida pueden presentarse distintos problemas por lo que es importante averiguar si:

  • Alguna enzima es deficitaria y/o no puede realizar bien su función.
  • Presentas celiaquía en algún grado.
  • Hay deficiencia de enzimas digestivas en general.
  • Existe alguna anomalía estructural en el organismo, y en el sistema digestivo y sus anejos, en concreto.
  • Existe algún proceso fisio-psicológico como anorexia nerviosa, ansiedad…
  • Dietas perjudiciales han dañado el sistema hormonal.
  • Se padece alguna enfermedad parasitaria.
  • Existe algún otro desequilibrio o afección que justifique la situación.

¿Qué incluye el sistema RIAB?

El sistema RIAB incluye la realización de un test de intolerancias alimentarias, junto con test de intolerancias “ocultas” o a nutrientes específicos, así como, una serie de sesiones de terapia personalizada. Generalmente de tres a seis sesiones, una por semana, son suficientes.

Cada sesión incluye tratamiento acupuntural y kinesiológico personalizado acorde con el tipo de alimento o nutriente al que se presenta intolerancia, con el grado de dicha intolerancia y con los desequilibrios que ello genera. Al inicio y al final de cada sesión se realiza una valoración de resultados para evaluar evolución. Se realizan los ajustes necesarios en suplementación dietética, recomendaciones de estilo de vida, etc.

¿Puede hacerse RIAB si se hacen test de intolerancias con IgE u otras analíticas?

Por supuesto. RIAB es complementario con otros test como, por ejemplo:

  • Tests de niveles de inmunoglobulinas IgE.
  • De celiaquía.
  • De actividad de DAO.
  • De niveles hormonales como cortisol, tiroides, estrógenos/progesterona.
  • Transaminasas.
  • Flora intestinal.
  • Poblaciones y subpoblaciones linfocitarias, respuesta Th1 / Th2.
  • Test valoración biológica HLBO, etc.

Estos tests pueden complementar la información necesaria sobre la persona afectada.

¿Se puede hacer solo el test de intolerancias alimentarias sin RIAB?

Sí. La mayoría de las personas funcionan bien llevando su dieta según los alimentos permitidos en un test de intolerancias alimentarias. Tengamos en cuenta que tener intolerancias alimentarias no significa necesariamente padecer alguna afección grave o que implique una complicación en la vida diaria. Muchas personas se realizan un test de intolerancias para adaptar mejor su dieta a sus características personales, como sistema de prevención.

Sin embargo cuando los problemas de intolerancias alimentarias van unidas a una afectación importante de la salud física, emocional y/o mental, está recomendado hacer sistema RIAB.

¿Quieres realizarte un test con el sistema RIAB?

Abrir chat