Medicina integrativa

Cuidar de los demás, evitar sufrimiento y dolor, incrementar la vivencia de felicidad, investigar para tener mejor calidad de vida y salud, aprender y enseñar, impulsar el autocuidado: todo ello es mi vida, mi devoción.

En Biloba he aunado en vanguardia las explicaciones y aplicaciones científicas con las concepciones tradicionales y filosóficas de la vida, eligiendo aquellos sistemas de cuidado integral de la salud y la enfermedad que demuestran ser útiles y eficaces.

Alzo esta fusión, conocida como Medicina Integrativa, a los más altos estándares gracias a una investigación y actualización continuada, y a un conocimiento académico profundo de diferentes campos relacionados con el cuidado de la salud, que permiten combinarlas y optimizarlas con maestría para ser individualizadas y personalizadas en cada caso.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se refiere a esta integración como “Medicina Tradicional Complementaria e Integrativa” o medicina tradicional integrativa e insta a los países miembros de la OMS a aplicar esta integración en el cuidado de la salud en su programa “Estrategia sobre la medicina tradicional 2014-2023”(1).

La medicina integrativa implica dos aspectos globales:
  • Fusión de ciencia convencional y de medicinas tradicionales2 que han mostrado su seguridad y eficacia, tanto en el campo de valoración y diagnóstico, como en el de propuestas terapéuticas, prevención y educación.
  • Como réplica de esta fusión, se considera al ser humano como una entidad única e individual, y a la par como un Todo cuerpo–mente, en un estado físico, mental y emocional saludable.
(2) La medicina natural engloba una variedad de disciplinas, no se refiere sólo al uso de productos naturales sino a la concepción de la salud y de la enfermedad. Recibe también el nombre de medicina tradicional (china, ayurveda, occidental…), medicina o terapias no convencionales, medicina complementaria, medicina tradicional complementaria.

En Biloba se contemplan todos los aspectos, áreas y edades de la vida. Tengo muy presente el objetivo sabio, que es como dice el antiguo aforismo “prevenir mejor que curar”. Por ello dedico mucho tiempo a las personas que consultan o en los programas de formación, para enseñar “autocuidado”: cómo mantener la salud y prevenir la enfermedad, cómo sentirse lo mejor posible, incluso en los casos de alguna afección. 

Medicina integrativa personalizada

 

La esencia es trabajar al servicio de la Salud y del Bienestar ofreciendo no sólo la fusión entre Oriente y Occidente, sino hacerlo de manera absolutamente personalizada, partiendo de la base reflejada por el aforismo hipocrático “No existen enfermedades, sino enfermos”.

Cada caso se estudia de forma única, independiente y multidisciplinar. Busco la causa o causas originales de los desequilibrios que te aquejan, teniendo en cuenta todas las manifestaciones tanto a nivel físico, como mental y emocional, así como las relaciones con el entorno personal, laboral, social, etc. Para ello aplico el conocimiento y herramientas que provienen de:

  • Bioquímica.
  • Física.
  • Fisicoquímica.
  • Farmacología convencional.
  • Fisiología y anatomía.
  • Análisis y pruebas convencionales.
  • Medicinas naturales o tradicionales, etc.

Este paradigma es aplicable a todas las especialidades o áreas del campo de la salud. La colaboración con otras áreas profesionales si es necesaria, es fundamental para conseguir realmente un enfoque multidisciplinar. La investigación que continúo desarrollando crea una vanguardia de la medicina natural que comparto tanto en actividades para profesionales como divulgativas de autocuidado y autoconocimiento para todos los públicos en congresos, cursos, seminarios, publicaciones, medios de comunicación y podcast.

La medicina integrativa o integradora no es realmente una medicina o sistema de trabajo nuevo. A finales del pasado siglo XX, se hablaba de “medicina biológica” para referirse a esta forma de ver la salud, la enfermedad y la disposición del profesional ante la persona3.

Por tanto, es la consecuencia lógica de trabajar en aras de la salud integral, combinando lo mejor de cada sistema terapéutico.

En Europa durante la segunda parte del siglo XX tuvieron lugar diversos hallazgos científicos que ponían de manifiesto la relación cuerpo – mente y lo que las medicinas tradicionales postulaban respecto a la salud y a la enfermedad siglos atrás.

Hans Selye y su teoría del estrés es aún hoy un pilar fundamental de la medicina biológica. Los trabajos de Alfred Pischinger sobre la explicación biológica de la unidad funcional que existe en la matriz o sistema retículo-endotelial, da soporte por ejemplo, a los sistemas detox tradicionales. El descubrimiento de los hermanos Huneke sobre el “fenómeno en segundos” en Alemania, ofreció una forma de explicar la existencia de la red de meridianos que ya expone la medicina china y que se continuó con los trabajos en Suiza en laserpuntura y los estudios mediante escáner cerebral de las áreas que se activan al estimular puntos de acupuntura. La terapia psicosomática o la psicoterapia transpersonal, se desarrollan con el sustento de las relaciones fisioenergéticas que aportan las medicinas tradicionales occidentales y orientales.

Sin duda, la ciencia o medicina convencional ha aportado grandes avances para el cuidado de la salud y el tratamiento de la enfermedad, tanto en sistemas diagnósticos como en el tratamiento de la enfermedad aguda y las emergencias.

En el campo de las afecciones crónicas o de aquellas con gran complejidad sintomatológica, con implicación física y mental, la medicina natural o medicina tradicional, ofrece generalmente un abordaje terapéutico beneficioso.

(3) De la definición de Medicina Biológica según la Asociación Española de Medicina Biológica AMEBA, decana en Europa y origen de la actual medicina integrativa. Soy miembro de AMEBA desde 1993 y desde el año 2000 presido dicha asociación.

No es posible estudiar o comprender el problema que sufre un órgano separándolo del resto del cuerpo, como no es posible estudiar por qué una persona está estresada y sufre mental y emocionalmente, si no conocemos a qué se dedica, dónde y cómo es su lugar de trabajo, cuáles son sus creencias en los diferentes aspectos de la vida, incluida la experiencia espiritual si es el caso, o cuáles y cómo son sus relaciones con otras personas y con su entorno. Incluso sus creencias y

El término “fisioenergética” representa la unión de la parte material y más sutil del cuerpo humano, así cómo de las habilidades y capacidades mentales y de los procesos de sensaciones y emociones. La neurociencia ha venido a corroborar el conocimiento proveniente de las medicinas tradicionales que no separaban cuerpo y mente, y que veían, ven, en las emociones un lenguaje que nos ayuda a saber qué pasa.

El cuerpo se comunica con la mente a través de las emociones y sensaciones, y la mente lanza mensajes al cuerpo que percibimos cuando sentimos algo en el cuerpo físico. Dolor físico, dolor emocional, alegría, rabia, ira, tristeza, miedo, valentía, coraje, amor, creatividad, fuerza de voluntad… todas estas vivencias, fortalezas, virtudes incluso las más sutiles, tienen una correspondencia en el cuerpo físico.

Sabemos que existen grupos neuronales que no están en el cerebro, más allá de los centros del que rigen el ritmo del corazón y que son conocidos desde hace años. Determinados neurotransmisores y sustancias hormonales se ligan con receptores específicos en órganos y/o tejidos concretos haciéndonos sentir lo sutil en ciertas partes del cuerpo.

¿Dónde te llevas la mano si quieres expresar amor? Generalmente al corazón. ¿Y dónde sientes la ira, la rabia? ¿Se te encoge el estómago cuando estás con una preocupación? ¿Cuándo estás deprimido te da la sensación de que te cuesta respirar, que los pulmones no dan más de sí? ¿Sabes que es real que por miedo se pierde el control de la orina? El miedo, se dice en la medicina china, se relaciona con los riñones, que a su vez controlan los esfínteres inferiores para controlar la salida de la orina y de las deposiciones. También los riñones se relacionan con la liberación de cortisol y de otras hormonas que se liberan en situaciones de amenaza o estrés, como adrenalina, noradrenalina.

La física recientemente ha postulado el “holismo”, para referirse a esta unión de Todo y la existencia del campo que nos une a todos y a todo lo existente creando relaciones en todos los niveles.

Todo está relacionado.

Dentro de los hábitos de vida, la alimentación es esencial y lógicamente se espera que sea fuente de salud, pero puede ser fuente de toxicidad, debilidad y enfermedad. Como profesional de la salud con respaldo académico te ofrezco consejo o coaching nutricional basado en nutrición holística.

Los alimentos ayudan al cuerpo en todo su conjunto, realizar todas las funciones y ser capaz de repararse. Son fundamentales para nuestro estado mental y emocional, ya que aportan nutrientes que servirán para crear hormonas, neurotransmisores, células y sustancias que participan de los procesos intelectuales y emocionales. De hecho la insuficiencia de ciertos aminoácidos o minerales pueden afectar a nuestro bienestar mental y emocional.

La medicina china clasifica los alimentos según características como sabor, naturaleza y relación con órganos y meridianos. La dieta es generalmente una dieta a la par medicinal que se adapta a cada persona. Tendremos en cuenta intolerancias y otros factores relacionados con la alimentación. Se realizarán las pruebas oportunas.

Tu caso es valorado de modo independiente.

Como doctora en área de salud y wellness advisor contemplo la enfermedad y el malestar, como procesos de reequilibrio y posible aprendizaje, que nos ayudan a desvelar algunas de las claves de nuestra existencia y de nuestro padecer. Sentirnos acompañados en este camino de crecimiento, conocimiento e incremento del autocuidado consciente aporta tranquilidad aunque, en algunas ocasiones, la luz se vea muy lejos. 

La salud no es sólo el bienestar de tu organismo, es también una relación saludable con el entorno y unas relaciones personales, laborales y sociales que fluyen fácilmente con alegría. Te puede parecer extraño pero si te sientes bien con el entorno, feliz en tu trabajo, en tus relaciones más personales, con tus amistades, si sientes que contribuyes al mundo, todo ello aportará felicidad y por tanto bienestar y salud a tu vida. Por eso, todo cuenta.

Quizá quieras mejorar y planificar mejor tu vida. La visión global que te ofrezco por mi formación se plasma en un apoyo específico de Life Coaching. Vive.

¿Necesitas apoyo presencial u online?

El afán de aprender de cada momento que vivimos es un tesoro que debemos conservar vivo en el corazón"

Nuria Lorite Ayán
Abrir chat